Blefaroplastia

Cirugía de la mirada

 

Los cambios de los párpados pueden hacerle lucir cansado

En la vida diaria la mirada de frente es necesaria para entablar comunicación adecuada con otras personas, la mirada transmite emociones como la tristeza, enojo, tranquilidad. Los párpados con el paso del tiempo sufren cambios como pérdida de su elasticidad, flacidez y estiramiento, observandose bolsas en los parpados inferiores o excesos de piel y grasa en los parpados superiores, a lo que se suman arrugas en la parte externa de la hendidura de los parpados conocidas como patas de gallo y arrugas en el parpado inferior por exceso de piel, estigmas de la edad que no se pueden ocultar con el maquillaje y a la marcada expresividad de las emociones como es el cerrar los ojos con fuerza al reír.

La blefaroplastia es el procedimiento diseñado para remover el exceso de piel y grasa en los párpados superiores e inferiores, mejorando el aspecto de ojos cansados, haciéndolos más jóvenes y frescos. Esta cirugía no corrige las patas de gallo.

En las pacientes se puede hacer al tiempo con la elevación de la cola de la ceja dando mayor brillo a la cara. Las pacientes de más edad tienen la ceja caída y con arrugas en la frente, en ellas la elevación de la cejas complementa una cirugía de párpados. Incluso en pacientes con el párpado caído en los que la apertura del párpado se dificulta y pareciera que los ojos permanecen cerrados todo el tiempo, la ceja serve de fijación para la suspensión del parpado superior caído.

 

Prequirúrgico

Detectar los riesgos que pueden favorecer un sangrado es importante

Son candidatas ideales para la blefaroplastia aquellas personas en la tercera o cuarta década de la vida o mayores que quieren verse sin bolsas grasas en los parpados o sin la piel que inicialmente es más notoria en los parpados superiores, incluso aquellas personas muy jóvenes con bolsas en parpados inferiores.

Cuando se observa únicamente exceso de grasa en parpado inferior se puede ofrecer una cirugía por detrás del parpado inferior llamada blefaroplastia transconjuntival.

La cirugía se recomienda en pacientes con aspecto de cansancio permanente o inflamación de los párpados. Ocasionalmente relacionado con algunas enfermedades de la tiroides (Enfermedad de Graves), situación en la que debe valorarse también la salida del globo ocular de la órbita del ojo.

Durante la visita de evaluación a mi consultorio debe informar de forma completa sus antecedentes médicos como enfermedades, cirugías, alergias consumo de medicamentos o sustancias tóxicas.

Defina las expectativas y dudas frente a la cirugía, se le ofrecerá una orientación completa acerca de la mejor opción, alternativas,limitaciones del procedimiento, los riesgos, las complicaciones probables y los cuidados que debe tener.

Las complicaciones en la cirugía de párpados no son frecuentes y algunas de estas son el sangrado, formación de hematoma, infección de tejidos blandos y apertura de alguna porción de la herida.

Para el manejo de estas situaciones he recibido un completo entrenamiento.

Cirugía

Cicatrices imperceptibles después de la recuperación del paciente

La duración de la cirugía es de aproximadamente 1 hora para los parpados superiores, al operar los cuatro parpados se puede llegar a 2 horas. Es ambulatoria, bajo anestesia local o general.

La anestesia general se prefiere cuando la persona es muy nerviosa o el mismo la solicita. Se retira el exceso de piel y de las bolsas grasas, se repara y se retira parte del músculo palpebral cuando las bolsitas son prominentes y puede elevarse ligeramente los tejidos del pómulo a través del parpado inferior si así se ha planeado.

Las cicatrices quedan escondidas en los pliegues naturales del parpado. Puede realizarse con incisiones a través de la conjuntiva ocular sin dejar cicatrices en la piel en la técnica de Blefaroplastia Transconjuntival.

 

Posquirúrgico

Recuperación y resolución de la inflamación rápidas

Después de la cirugía debe mantener la cabeza elevada en 2 almohadas o estar sentado, usar compresas frías o bolsas con hielo sobre una toalla facial limpia aplicadas a intervalos de 4 por espacio de 20 minutos, puede utilizarse bolsas de té negro hervidas y frías que refrescan muy bien los ojos.

Sentirá los párpados pesados y durante los dos primeros días se inflamaran progresivamente, con aparición de equimosis (moretones) de intensidad variable, lagrimeo, y escaso sangrado ocasional por las heridas. Se indica cómo hacerse curación y aseo para evitar que las pestañas se peguen impidiendo la visión.

Recibirá indicaciones de cómo hacerse curación y aseo para evitar que las pestañas se peguen impidiendo la visión.

Los pacientes ya se han incorparado a su vida habitual al tercer día. Las suturas se retiran entre los 4 y 5 días gracias a la rápida cicatrización de la piel más delgada del cuerpo. Habitualmente se medican colirios de lágrimas naturales y gel oftálmico para humectar los ojos, así mismo un antibiótico con fines preventivos y antiinflamatorio. Debe evitar el ejercicio fuerte o actividades extenuantes. No debe usar lentes de contacto por dos semanas.

Debe evitar el sol ya que puede generar manchas y tatuajes en parpados y cara a partir de los hematomas y equimosis. La incapacidad promedio del procedimiento es de 3 días y en virtud de la resolución e la inflamación palpebral puede prolongarse hasta 2 semanas en casos extremos.

Para recordar

Cirugía de los párpados

Duración: 1-2 horas.

Anestesia: Local o general.

Tipo de cirugía: Ambulatoria

Recuperación: 2 días de reposo relativo, raras ocasiones 4 días.

La inflamación máxima entre el 1 y 2 día, disminución hasta en un 70% de la inflamación, hacia el 5 día y luego lenta resolución de 1 a 2 semanas.

Si esta considerando una cirugía la información que se proporciona en este sitio web es básica.

Cada paciente es diferente por eso es necesario realizar una evaluación personal antes de realizar la cirugía, los resultados en cada paciente pueden variar , y por lo tanto, no es posible prometer un resultado predecir que no van a suceder complicaciones. Aunque si es posible minimizar al máximo la posibilidad de complicaciones con una adecuada valoración, una técnica operatoria impecable y depurada.